LA EQUNÁCEA – UN ANITIBIÓTICO NATURAL

Hola!

Siento llevar tantos días sin escribir, no he tenido mucho tiempo…

Aprovecho que estoy con anginas para subir este post sobre la equinácea.

Con anterioridad encontrándome así hubiera acudido de inmediato al ibuprofeno cada 8 horas y a medicamentos para la garganta, y si hubiera infección el médico me hubiera recomendado un antibiótico convencional.

No obstante, ahora que estoy algo más informada se, o intento, sobrellevar estos imprevistos con medicinas y complementos naturales (siempre que ello sea posible). Esta alternativa es interesante para todo el mundo, pero sobretodo para aquellas personas que tengan cándidas, ya que los antiinflamatorios y antibióticos convencionales favorecen su crecimiento y desarrollo.

La equinácea es un antibiótico natural utilizado por la humanidad desde hace muchísimos años. Se obtiene de una serie de plantas con grandes flores y su conjunto da como resultado unas propiedades antibióticas, antimicrobianas y bactericidas. Su actuación está comprobada frente a bacterias, hongos e infecciones víricas como por ejemplo la gripe.
Seguir leyendo

EXTRACTO DE SEMILLAS DE POMELO -Antibiótico natural-

Buenos días!!

Que bien hoy es sábado!!

Quiero hablaros de las pepitas del pomelo, en concreto del extracto que se fabrica con ellas, ya que tienen muchos beneficios y funcionan como un antibiótico natural. Se venden en extracto líquido y son muy eficaces. Destruyen bacterias, virus y hongos. Aumenta las defensas del sistema inmunitario y preserva la flora bacteriana.

Aporta vitaminas y bioflavonoides, lo que es importante porque éstos úlitmos nuestro organismo no los produce. Además protege de los radicales libres, por lo que tiene un alto contenido antioxidante. Alcaliniza la sangre y los microbios no pueden vivir en un medio alcalino. Es anticáncer, estimula la absorción de nutrientes y elimina microorganismos indeseables.

Es importante,  el hecho de que sólo elimine a las bacterias “malas”, a diferencia de los antibióticos convencionales que arrasan con todo, llevándose también las bacterias “buenas” que nuestra flora necesita.  En este caso, el extracto de semillas de pomelo distingue entre bacterias dañinas y saludables, inhibiendo las malas y favoreciendo el crecimiento de las buenas. Por ello es un buen producto contra la candidiasis.. Seguir leyendo